miércoles, 22 de diciembre de 2010

NO ES RENCOR, ES DEMOCRACIA


La condena a Videla resignifica a esta democracia. Es como si la volviera a bautizar. No podía concebirse una democracia con Videla en libertad. Esa carga simbólica se convertía en una carga de dinamita contra la idea de democracia. O de construcción de una democracia verdadera, en un país que casi no tenía experiencias democráticas genuinas. Es difícil de comprobar si, como afirmó Videla, Balbín le pidió el golpe. Pero en esa época, no solamente radicales, sino también peronistas y hasta socialistas y de otras corrientes políticas de izquierda y derecha participaban en las decisiones golpistas (...)



Generaciones de la democracia
Por Luis Bruschtein

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...