viernes, 14 de octubre de 2011

PEEEEEEERO



En la clases de periodismo te enseñan a no caer en las repeticiones y tampoco en abusar de las fuentes OFF de Record, esto es, aquellas personas o instituciones que piden expresamente que no salga su nombre. Ésta fuente es en sí dudosa. Entonces, se debe evaluar la relevancia de la información como para publicarlo, y luego, no pasar mas de dos declaraciones.

Estos últimos años, los medios monopólicos Clarín, La Nación y Perfil, usan y abusan de las OFF the record. También de las repeticiones, en particular, de la palabra PERO. Esta palabra parece ser una de las favoritas de sus editores -que corrigen muy bien por cierto, hasta a veces se olvidan de poner los nombres y apellidos, como una vez sucedió en una nota en donde dice: "Nombre y Apellido. mail: nombreyapellido@clarin.com.ar- por lo que parece formar parte de su manual de estilo.

"PERO", resulta una palabra que divide una oración en dos sintagmas, como si fueran dos oraciones, y se usa para que sus significados se contrapongan, para que limiten o restringan el primer sintagma.

Así escribe Clarín, "el gran diario argentino", quien historicamente se apoyo en la clase media como sus lectores predilectos. El matutino siempre se mostró como un agente de información que estaba en el lugar de los hechos, una especie de testigo que observa y describe. Sin dudas, ese contrato de lectura que proponía Clarín hoy no es tal, aunque podríamos pensar si alguna vez lo fue. En la comunicación hay un aspecto que es el marco ideológico que delimita que se dice y que no. Hoy Clarín está en una posición de la que no se vuelve: es como La Nación, un diario de argumentación política.

Por suerte nuestra sociedad se está dando cuenta que Clarín y sus medios amigos establecieron un monopolio que atenta contra la libertad de expresión del pueblo hace más de 50 años. Los monopolios limitan los recursos de los medios de comunicación, aparte de jugar con los gobiernos más nefastos y crueles de nuestra historia como la dictadura militar, en donde aquel gobierno de facto les hizo entrega de Papel Presa -caso que hoy se investiga a pedido de nuestra presidenta aunque con muchas trabas-.

Estos monopolios gobiernan la comunicación en nuestro país. Clarin y La Nación negociaron con TODOS los gobiernos y al que no le gustara bien lo tendría de enemigo. Esto le pasó a Perón en sus dos gobiernos y le pasa hoy al gobierno de Cristina. Es fundamental entender que la comunciación institucional de Clarín es una farsa -enunciar que es un mero agente de información- porque en sus tapas y notas omite gran cantidad de hechos trascendentales que el país vive sólo porque provienen del gobierno kirchnerista.

Un poco de historia. En este mismo blog hay tapas de Clarín. En la tapa de 1955, al día siguiente del bombardeo, el diario titulaba: "Total tranquilidad en el país". También, un día antes a las elecciones de 1945, la tapa del monopolio parece -o más bien es- un panfleto de Tamborini con su nombre y la imagen de su cara en tamaño gigante.
Hoy, su mérito periodístico es construir una realidad opositora al primer gobierno que les dijo que NO a sus intereses mezquinos. Los ejemplos exceden: todos los días se pueden leer en sus diarios. En Duro de Domar, el periodista Javier Romero los muestra y analiza.

Por esto es importante bloguer@s que tengamos en cuenta que nuestra actividad en la red no es suficiente y debemos seguir los pasos del monopolio para que de a poco, deje de serlo.
La ley de medios existe y es nuestra. Entonces, ¿como podemos permitir aún que no cumplan con la ley (siguen sin poner en la programación de Cablevisión a CN23, Paka-Paka y Telesur)?

A su manera, construyen la realidad mediatizada con un marco ideológico conservador y neo-liberal. Así, convierten esta realidad en agenda política y lo reproducen 24hs en sus programas de televisión y radios.

La oposición no es la gorda Carrió, no es Little Richard Alfonsín. Sostengo que la oposición es Magnetto y su gente, que realizan hace más de 50 años una comunicación restringida y dependiente a través de la elección de la información y sus formas de enunciar. Es lo que siempre fueron: elitistas y sectarios. Son los liberales anti-democráticos que si fuera por ellos, no tendría que haber Estado, no tendría que haber ley que caiga sobre ellos.

En conclusión; celebro la sección de Javier Romero en Duro de Domar. Lo felicito y comparto su blog, para los que no lo conocen pueden ingresar haciendo click AQUÍ.

Muy buen periodista NACyPOP y buen corrector, por que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...